≡ Menu

Turismo en Lisboa: Una ciudad de ensueño

Comparte

lisboa

Lisboa, la capital de Portugal, es una ciudad encantadora por sus museos y monumentos de gran interés, al igual que por sus paseos floridos.
Iniciamos el recorrido por el barrio del Rossio, también conocido como Plaza de Pedro IV.  Aquí accedemos al Teatro Nacional Doña María II, de refinada ornamentación, luego transitamos por la calle Portas de Sao Antao que nos ofrece una amplia oferta de restaurantes, para todos los niveles.

Praça de Figueira

Praca_da_Figueira_Lisboa
La Praça de Figueira, desde donde se pueden ver las murallas del castillo de San Jorge, funciona como antesala de la Iglesia de Sao Domingos de estilo barroco. En la zona norte del Rossio, está la Praça dos Restauradores, que se halla rodeada por el edificio de Correos, el Hotel Avenida Palace y el exquisito Palacio de Foz del siglo XVIII, que conserva una gran cantidad de obras pictóricas. Por su parte, las calles que van desde el Rossio hasta la praça do Comercio son conocidas bajo la denominación de  Baixa, que representa una muestra del trazado urbano. La plaza del Comercio es, tal vez, la más hermosa de Lisboa, allí se erigen los palacios de estilo pombalino y el arco del Triunfo.

Alfama

Alfama
El barrio de Alfama es el más popular de la ciudad y, a su vez, el más antiguo. Comenzaremos el paseo por la zona sur, siendo imperdible dar una vuelta por la rua de San Pedro, donde se situa la Casa de las Columnas y el Lago de San Rafael con sus construcciones típicas de los siglos XVII y XVIII. Allí, también descubriremos la Torre de la Alfama, la rua de la Judaría, la rua de San Miguel,  la rua Cardosa, y dos templos minúsculos: la Iglesia de San Esteban y la Capilla del Espíritu Santo. A continuación, nos trasladamos a El Castillo de San Jorge, cuyos orígenes se remontan a la época preromana. Junto al palacio se emplazan las ruinas de la capilla de San Miguel y una extensa explanada que invita a ver la increíble panorámica de la ciudad.

Belém

torre-de-belem
Si nos alejamos un poco del centro, nos toparemos con el barrio de Belém que contiene  los monumentos más destacados de la ciudad. Comenzando por la Plaza de Alfonso de Alburquerque, donde emerge el Paço do Belém, el antiguo palacio de la Familia Real en el cual funciona el Museo de los Coches, donde se exhiben automóviles restaurados que pertenecieron a la realeza.
No hace falta brindar más detalles para atrevernos a afirmar que Lisboa en una ciudad de ensueño, con innumerables atractivos para descubrir.

Comparte
{ 0 comments… add one }

Leave a Comment